El Raso, el castro celta

Concejalía de Turismo y Deporte Ayuntamiento de Candeleda

Con la colaboración del Ayuntamiento de Candeleda, Concejalía de Salud, Deporte y Turismo
https://www.candeleda-gredos.es/

Sigue a Candeleda - Gredos Parque Deportivo Natural en redes sociales

Candeleda - Gredos Parque Deportivo Natural

Candeleda - Gredos Parque Deportivo Natural

El Parque Deportivo Natural "Candeleda-Gredos" nace en 2020 con el propósito de dar a conocer todas las posibilidades deportivas que nuestro municipio ofrece al turista durante las cuatro estaciones del año.

¡Descárgate nuestra nueva APP!

El Raso

El Raso es una población en la que, a principios de este siglo, un conjunto de pastores que procedían de la actual Mancomunidad de Los Galayos se unen para solucionar problemas relacionados con la educación de sus hijos; se organiza, pues, el pueblo en torno a la escuela y, más tarde, las necesidades religiosas les obligan a construir, en 1943, la iglesia.

El Raso nace como núcleo urbano en 1934, año en que se pone la primera piedra de las escuelas, si bien antes ya existía una importante población diseminada por el monte, la mayoría de ellos cabreros provenientes de Guisando, del Arenal y de otros lugares de la falda sur de la Sierra de Gredos, al este de Candeleda, que se vieron obligados a emigrar debido a que la plantación de extensos pinares en su lugares de origen hacía imposible continuar con las actividades que hasta entonces venían realizando.

Alrededor de la nueva escuela fueron surgiendo nuevas edificaciones que con el paso de tiempo han conformado el actual núcleo poblacional, es decir, El Raso tal y como ahora lo conocemos.
El Raso actual, debido al dinamismo de sus vecinos y a su capacidad emprendedora, es en la actualidad un lugar con una gran capacidad de desarrollo

El Raso actual, debido al dinamismo de sus vecinos y a su capacidad emprendedora, es en la actualidad un lugar con una gran capacidad de desarrollo. Situado cerca del Castro Celta de El Freillo, de las Pinturas Rupestres de Peña Escrita, o de la Majada de Braguilla Cimera, es el polo de atracción más importante de Candeleda en todo lo que tiene que ver con la oferta turística relacionada con la prehistoria, la arqueología o la etnografía relacionada con la actividad pastoril.

El Raso

El Raso, imagen de Ángel Garro

El Raso, garganta Tejea

El Raso, garganta Tejea

Plaza de la Paz, el Raso

Además su privilegiada situación, próxima a la Garganta de Tejea y a la de Alardos, la convierten también en un lugar ideal para refrescarse en sus aguas cristalinas en la época estival, sobre todo después de haber transitado por algunas de las rutas de senderismo que cruzan su territorio, como por ejemplo la denominada «De Vetones y Pastores», que partiendo de la localidad nos permite visitar las pinturas rupestres y la majada ya citadas, así como el Castro Celta.

En el casco urbano podremos visitar la Iglesia Parroquial –en cuya construcción participaron activamente los vecinos– y muy cerca de la población la primera escuela que existió en el entorno antes de que El Raso surgiera como núcleo urbano. Dicha escuela data de 1898 y en ella dio clase Quiterio Blázquez, un maestro autodidacta al que en agradecimiento sus vecinos pusieron su nombre a la calle principal de la localidad.

Si visitamos El Raso a principio de primavera podremos degustar y adquirir sus deliciosas cerezas recién cogidas. El día 25 de julio El Raso celebra su fiesta mayor en honor de Santiago Apóstol. Durante varios días se celebran diversas actividades culturales y festivas entre las que destacan las tradicionales capeas alrededor de la fuente de una de sus plazas. 

El Raso ha pasado de ser en 1934 un núcleo de población aislado en el monte, a ser en la actualidad una localidad dinámica, emprendedora y con una importante oferta cultural, histórica, turística y gastronómica.

Situación geográfica, mapa de El Raso

El Raso es un anejo de Candeleda, que pertenece a la comarca del Valle del Tiétar, junto a la comarca de La Vera, en el sur de la Sierra de Gredos, provincia de Ávila

Museo Arqueológico Municipal

Con piezas originales procedentes de las excavaciones del rico patrimonio arqueológico de la zona, el Museo Arqueológico Municipal de El Raso, integrado en la Red de Museos de Castilla y León, te lleva de la mano por un recorrido visual desde la Edad del Bronce hasta la cristianización del santuario vettón de Postoloboso, mediante el conocimiento de dos castros, pinturas rupestres, una necrópolis y un santuario, puestos a la luz por el trabajo impagable de los arqueólogos.

Museo Arqueológico El Raso

El Castro Celta

"Uno de los yacimientos célticos más importantes de toda la Península Ibérica. Data de la II Edad de Hierro de la Meseta de Castilla, entre los siglos II - III a C. Calificado como Bien de Interés Cultural" (texto Fulgencio Castañar)

Una necrópolis situada en un nivel inferior nos indica que los primeros siglos estuvieron asentados en zonas más cómodas para la vida y el pastoreo. 

Las razzias de Anibal para coger prisioneros y formar ejércitos para enfrentarse a Roma, allá por el año 220 a. C., acaso les obligó a subirse a lugares más apropiados para su defensa pues la expedición de este cartaginés llegó hasta Salamanca y se cree que bajó por el puerto del Pico. Sea cual fuere la razón, las catas efectuadas en diversos lugares del castro indican que todo se levantó en el mismo periodo.

Una muralla que llega a alcanzar los 4 metros de grosor, realizada en mampostería en seco, cercaba el poblado. Alcanza los 1.800 metros de longitud lo que da al poblado un área de unos 150.000 metros cuadrados. 

Castro Celta El Raso
Castro Celta El Raso

Hay restos de varias torres cuadradas y de varios fortines en la parte superior, que, aunque aparece como más indefensa por la elevación del terreno en la colina posterior, contaba con varios fosos defensivos.
Por la parte que el castro limita con la garganta de Alardos se supone que, por lo escarpado del terreno, no existió el amurallamiento. No hay señales de incendios y por la forma de la caída de las murallas indica que fueron vencidos y obligados a trasladarse al valle pues no se pidieron llevar las grandes vasijas en las que guardaban las semillas.

Junto a las creencias mencionadas al hablar de los vettones hay que señalar, además, que por la presencia de una estatuilla de una cabra en una tumba se piensa que los habitantes de esta celebraban cultos a la diosa Ataecina, una divinidad celta a la que se relaciona con estos animales; protegía más allá de la muerte, aseguraba la resurrección; al mismo tiempo era protectora de las mujeres y de la fertilidad.
Se han encontrado algunas monedas romanas que van desde el año 134 a. C. al 47 a. C. que hablan del periodo mínimo en que estuvo habitado en contacto con los romanos.

No se ha encontrado la necrópolis correspondiente al periodo en que estuvo habitado el castro, sino que la hallada pertenece a un periodo en que habitaron en el llano; alcanza hasta el siglo III a. C. Por las tumbas se conoce que incineraban los cadáveres y las cenizas las guardaban en urnas junto a las que depositaban vasos pertenecientes a la actividad cotidiana, fíbulas, brazaletes, pinzas... con lo que se muestra su creencia en la vida posterior. Junto a los guerreros se depositaban sus armas inutilizadas, espadas, escudos, soliferros, falcatas..

Castro Celta de El Raso
Castro Celta de El Raso
Castro Celta de El Raso
Castro Celta de El Raso

Como los vetones no conocen la escritura ni la moneda, las inscripciones de las aras votivas están escritas en latín pero los nombres corresponden a personas de procedencia vettona.

Respecto al posible nombre con que se conociese a este poblado en la antigüedad Fernando Fernández apuesta por situar en El Raso la Ebora clásica que otros autores sitúan en la actual Talavera, porque por el entorno de la población toledana

no se puede hablar de defensas naturales; también apunta que en una de las aras el que la manda hacer tiene un nombre que apunta esta posibilidad, Eburenius. Es muy posible también que en los alrededores se asentase el llamado por los romanos Monte de Venus, en el que acampa Viriato en sus luchas contra los romanos; una razón muy similar es la que sirve para localizarlo en la zona; por la diferencia de altura y rocas escarpadas entre el monte de S. Vicente.

- donde la mayor parte de los historiadores sitúan el monte de Venus - y los que rodean al Raso, el entorno candeledano se presta más a un aprovechamiento para la defensa que el que rodea Talavera.
Las excavaciones que en el castro ha efectuado, a lo largo de una serie de veranos, el profesor Fernando Fernández Gómez nos sirven para conocer bastantes aspectos de la vida de los vettones en el valle del Tiétar y de su forma de entender la vida.

Castro Celta de El Raso
Castro Celta de El Raso

El Raso es una población en la que, a principios de este siglo, un conjunto de pastores que procedían de la actual Mancomunidad de Los Galayos.

El Museo Arqueológico Municipal de El Raso, integrado en la Red de Museos de Castilla y León, te lleva de la mano por un recorrido visual desde la Edad del Bronce hasta la cristianización del santuario vettón de Postoloboso.

Candeleda es un pueblo del Valle del Tiétar, junto a la comarca de La Vera, en el sur de la Sierra de Gredos, provincia de Ávila.

El castro celta e uno de los yacimientos célticos más importantes de toda la Península Ibérica. Data de la II Edad de Hierro de la Meseta de Castilla, entre los siglos II - III a C. Calificado como Bien de Interés Cultural".

Nuestras páginas y grupos de Facebook

Contacto con candeledaturismo.com

Este formulario lleva un tipo de reCAPTCHA de Google que no se ve en las páginas, ya que no necesita acciones del usuario. Analiza el comportamiento del usuario y lo valida.
Al enviar correctamente se vaciarán los campos y aparecerá un mensaje en la cabecera.

Al enviar correctamente se vaciarán los campos y aparecerá un mensaje en la cabecera

Página Oficial de Turismo de la Diputación de Ávila

Página Oficial de Turismo de la Diputación de Ávila

Portal Oficial de Turismo de la Junta de Castilla y León

Portal Oficial de Turismo de la Junta de Castilla y León